Noticias

Apuntes: SEMINARIO: NACER CON CALOR DE HOGAR

EL VIERNES 18 DE ENERO SE REALIZÓ UN LINDO SEMINARIO SOBRE PARTO NATURAL “NACER CON CALOR DE HOGAR”, ORGANIZADO POR LEMULAWEN Y MAMATRIZTICA.

Fue un encuentro maravilloso!

Me invitaron a participar y quedé muy contenta.  Les copio aquí los apuntes de lo que dije, para compartir un poquito de lo que fue ese día.

Aquí va:

AGRADECIMIENTOS

-       POR ESTAR JUNTOS.  Nos convoca un interés común, si llegamos aquí es porque nos importa el futuro de la humanidad, porque estamos pensando a largo plazo. Es porque soñamos con un mundo más amoroso.

-       A JAIME Y MAHI. Y todos los que hacen posible este encuentro.

-       A MIS HIJOS.  Gracias Camilo, Almendra y el angelito que nos visitó y se volvió al cielo.  Si no fuera por ellos, no sería Doula.

-       A MI MADRE Y A MI PADRE, por haberme regalado esta linda vida.

-       GRACIAS INFINITAS A LILIANA LAMMERS, por ser el modelo de doula que quiero seguir.

-       LE AGRADEZCO  A MICHEL ODENT, por ocupar el rol de maestro en mi vida.  Traduciéndolo he podido incorporar el idioma científico que traduce lo que las madres sabemos en el lenguaje del corazón.  Lo que voy a decir hoy es -en un alto porcentaje- recibido de él.

-       A LOS NIÑOS QUE ESTÁN LLEGANDO AL MUNDO HOY.  Con la nueva energía que están trayendo están sanando a la madre tierra.

-       A LAS MADRES QUE HE ACOMPAÑADO EN SUS PARTOS. Son mis maestras.

-       A LOS NUEVOS PADRES,  por su mente y corazón abiertos y por proteger lo más delicado.

:::::::::::::::

Existe un periodo crítico en la vida del ser humano para que se produzca el registro de la capacidad de amar. Y este período es el tiempo justo alrededor del nacimiento, específicamente las primeras 3 horas de vida.

La rama de la ciencia llamada  fisiología sabe hoy de la existencia de una hormana maravillosa: la oxitoxina. La hormona del amor. La secretamos cuando estamos enamorados, cuando experimentamos un orgasmo, cuando nos reímos, cuando cantamos, cuando estamos compartiendo la mesa y disfrutando, cuando colaboramos.  Es la hormona de la sociabilidad.

El máximo pico de oxitoxina que podemos experimentar en la vida es durante las primeras horas de vida.  Cuando las miradas de la madre y del bebé se encuentran…

Por miles de años hemos venido perturbando el parto/nacimiento e interfiriendo con el registro de la capacidad de amar.  En el neolítico, cuando el hombre se hizo agricultor y sedentario, necesitó evolutivamente desarrollar la capacidad de agresión, para defender sus cosechas, matar al lobo, etc.

En casi todas la culturas alrededor del mundo se han desarrollado rituales para perturbar el proceso involuntario  y mamífero del parto, muchos de estos rituales tienen que ver con sociabilizarlo.  Un ejemplo emblemático son las mutilaciones genitales que todavía se practican en varias tribus africanas.  El hecho de que haya una cicatriz (tejido rígido), implica que se necesita un agente del medio cultural tiene que estar ahí en el momento del parto para abrir y permitir que el bebé salga. Otro ejemplo, son las culturas donde se creía que el calostro era malo, entonces había que separar a la madre del bebé, no dejarlos que se miraran justo después del parto.  En India, se creía que el calostro era malo y se separaba a la madre del bebé durante los primeros 3 días.  Los espartacos, eran en extremo guerreros y tiraban los bebés al suelo, si sobrevivían eran dignos de su pueblo.  Los mapuches, los bañaban en el río al nacer, cortando también el flujo de la oxitoxina.

Pero ninguna cultura ha perturbado tanto el nacer como la nuestra, la civilización globalizada post-industrial. En todo el mundo, hoy, el número de mujeres que dan a luz a sus hijos y a sus placentas gracias a sus propias hormonas se está acercando a cero.

Michel Odent dice: “Estamos al fondo del abismo”….  Pues no nos queda otra que salir del fondo del abismo.

Hay razones para ser optimistas…

Si en el siglo XX, en los años 70’, redescubrimos las necesidades básicas del bebé recién nacido, que se pueden resumir en una frase: “Un bebé recién nacido necesita a su madre”. En los años 50’ las mujeres en las maternidades, creían que otra persona podía cuidar mejor a sus bebés que ellas mismas y a nadie se le ocurría pedir quedarse con sus bebés en la misma habitación.  Hoy, es otra historia.  La evidencia científica apoya que el mejor lugar para un bebé es sobre el pecho de su madre.

Si en el siglo XX, se produjo un redescubrimiento tan importante.  El más importante, diría yo.  Porqué no, en el siglo XXI,  redescubrir las necesidades básicas de la mujer en trabajo de parto.

Es simple!

El parto es un proceso involuntario que está a cargo del cerebro primitivo, hipotálamo, hipófisis y no del cerebro pensante, neocortex.

El neocortex el es hándicap que tenemos las hembras humanas con respecto a otras mamíferas.  Para parir necesitamos desconectar el neocortex.

Oscuridad/Luz (melatonina)

Antogonismo: oxcitoxina/ adrenalina

Neocortex -Lenguaje

Oxitoxina Hormona Tímida

En resumen: “La Mujer en trabajo de parto Necesita sentirse protegida, sin sentirse observada”

Con estas condiciones, la mujer se puede retirar a su cerebro primitivo, “se va al planeta parto”, toma posiciones poco comunes, muchas veces cuadrúpedas, emite sonidos guturales….  Y esto culmina con un repentino reflejo de ejección fetal.  Maravilloso! Tanta oxitoxina en el aire, que todo lo que sigue, lactancia, placenta, etc ocurre sin complicaciones…

Desgraciadamente, esto es casi desconocido en los entornos hospitalarios.

El parto es un proceso totalmente involuntario que no se puede dirigir, guiar, conducir, ayudar, apoyar….  Sólo se puede inhibir. Por eso, es muy importante pensar en que tipo de persona es la que puede estar cerca de una mujer en trabajo de parto.  Tendría que ser alguien que le permita sentirse segura, sin sentirse observada….  Una mujer experimentada, una figura materna.

Hoy por hoy, esa persona no puede ser la propia madre, porque la propia madre, en general, tiene poca confianza en el proceso natural del parto.  Ojalá sea alguien que haya pasado por la experiencia de parir gracias a las hormonas del amor.

…..

Como Humanidad, estamos en un proceso maravilloso y expansivo. Cada experiencia en el camino de la desmedicalización del nacer es valiosísima, aporta y se multiplica.  Cada madre satisfecha con su experiencia de parto le cuenta a sus amigas, hermanas, primas, vecinas y los padres a otros padres y así…

Así nos vamos reapropiando de nuestros cuerpos, de nuestra salud y de los procesos más significativos de nuestras vidas, como es dar a luz.

Hay razones para ser optimistas.

Las que acompañamos partos debiéramos tener siempre presente la frase iluminada de mi amiga doula argentina Vanina Cavallini “Hay Mucho Por NO Hacer”.

Mi experiencia como doula es que mientras menos se despliega mi energía personal en un parto, más rápido y seguro va todo.  Muchas veces ha sido sorprendente.

El principal obstáculo que yo percibo en el camino de desmedicalización del nacer es el miedo.

Conozco varias maneras de enfrentar los miedos y desestructurarlos.  Una es la información.  Otra es la oración. Otra es el trabajo con el lenguaje.  Por ejemplo, como dice la madre de la Partería Auténtica, Ina May Gaskin, podemos decir

Expansión, en lugar de contracción.

Intensidad, en lugar de dolor.

“Soy mujer, parir es una función natural, estoy hecha para parir, confío en mi cuerpo”

“Mi cuerpo tiene la misma capacidad de parir que el cuerpo de las elefantas, las delfinas. las gatas, las conejas, las bufalas de agua, las perras, las ratonas, las ballenas….”

Es igualmente importante que los nuevos padres ganen confianza, porque sólo han visto partos desde los años 60’ y eso coincide con los años de mayor industrialización del nacer.  En el imaginario colectivo pareciera que los partos son experiencias traumáticas y terribles.  Las películas refuerzan estás imágenes.

“Eres mujer, parir es una función natural, estás hecha para parir, yo confío en tu cuerpo”

…..

Cuando le preguntan a Odent cómo podemos superar la desventaja humana que es nuestro neocortex, él cuenta la historia del nacimiento de Jesús.

Jesús, como otros seres excepcionales de la historia de la humanidad, traía una misión importante a la tierra.  Su misión era traer el amor.  Para lograrlo, hizo que su madre se fuera a parir a un pesebre entre un burrito y un buey.

Cuando José volvió de ir a buscar a la partera, el niño ya había nacido y el pesebre estaba iluminado por una luz que lo encandiló.

En todas las tradiciones, los profetas e ilumninados, tienen historias de nacimientos excepcionales.

….

Las madres lo sabemos en nuestros corazones y la evidencia científica es clara:

“debemos dejar de perturbar el nacer, porque de eso depende el futuro de la humanidad”

¿Cuál es el futuro de una humanidad nacida sin las hormonas del amor?

Nuestra humanidad necesita urgentemente las hormonas del amor para generar una gran comunidad global, para colaborar con nuestros vecinos, para dejar de tener una relación antagónica con la madre tierra.

Los niños que están llegando, lo están pidiendo.

::::::

Les traje está canción, para que tengan un tiempo para digerir este mensaje.

La historia es la siguiente:

La madre de Paul Mc era partera.  Ella murió cuando él tenía 14 años.

En la época en que los Beatles se estaban disolviendo.

Ella lo visitó en sueños y le regaló la letra de esta canción (Let it Be).

Muchas gracias!

Comparte:
  • Print
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • LinkedIn
  • PDF

Taller Dar a Luz en el Sur

Taller en el SurEl 21 y 22 de mayo tuvimos un hermoso  Taller Dar a Luz para parejas en medios de los maravillosos bosques del Sur de Chile.  En Gaia Sur, a pocos kilómetros de la ciudad de Pucón.

Fue una esquisita oportunidad de conexión con la naturaleza y con la experiencia del parto.

Estamos organizando un próximo Taller Dar a Luz en el Sur, tentativamente el primer fin de semana de Septiembre en Puerto Varas y el primer fin de semana de diciembre en Pucón.  Los intyeresados en inscribirse, por favor, escribir a info@naceralavida.cl

Comparte:
  • Print
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • LinkedIn
  • PDF

Los bebés

Este año que recién terminó acompañé como Doula el nacimiento de Gabriela, Aliwen, Victoria, Luciano, Jerónimo y Diego.  En lo que va del 2011 he acompañado el parto de Emma, Crescente, Amara, Eva y León.

Estoy tan agradecida de haber podido acompañar a estas 11 mujeres en sus partos y haber recibido la luz y el amor de la llegada de todos estos nuevos niños a la tierra.

Gracias de todo corazón!!!

Comparte:
  • Print
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • LinkedIn
  • PDF

Michel Odent en Santiago

Michel Odent, Cirujano y Obstetra francés, pionero de la humanización del parto y el nacimiento, Director del Primal Research Institut de Londres, ha sido invitado por el programa de Salud Primal de la Universidad de Concepción, para dar conferencias en Concepción y en Santiago.

Michel Odent

“Para cambiar el mundo hay que cambiar la forma de nacer” M.O.

Martes 4 de enero 2011, 14.30 a 18.00
Pocuro 3056
Imperdible!

Pura Inspiración!

Valor: $10.000 (cupos limitados)
Inscripciones: Marcia Riveros, nacerrenacer@hotmail.com

**Yo tendré el honor de traducirlo (!!)

Comparte:
  • Print
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • LinkedIn
  • PDF